Con un espectáculo brillante y maniobras ajustadas se vivió la séptima del Pista en Posadas

En un espectáculo brillante e inolvidable del Campeonato  Misionero de Automovilismo en Pista cumpliendo con la séptima fecha en el Autódromo Rosamonte de Posadas el público disfrutó de maniobras ajustadas  y un show imperdible en las cuatro categorías. Como una “batalla” a todo o nada se desarrolló esta fecha, que también era la segunda de la etapa final de  los campeonatos que terminó con el triunfo de Carlos  Cabral  (Chevrolet) en el TC4000 Misionero  Luciano Viana en el TP Clase 2, los dobles festejos de Nazareno Da Cruz en Copa Fiat 1.4 y Deivid Skowron en TP Clase 1. Mientras que en el cierre de la jornada se corrió la segunda del TC4000 Misionero que fue ganada por Cristian Grygorszyn (sin objeción), pero la misma derivó en diversas maniobras ajustadas que los comisarios deportivos evaluaron y dejaron “en suspenso por deportiva” y el resultado final se conocerá de la misma se conocerá en los próximos días.  Corre vital importancia esta confirmación, ya que se están definiendo los campeonatos y cada punto vale mucho.

El dato del fin de semana fue es el récord en la temporada 2018 del Campeonato Misionero de Automovilismo en Pista con 50 participantes con regresos importantes y estrenos.

Así fueron las primeras carreras

Todo comenzó con la Copa Fiat 1.4 en el cual dominaba  Marcelo Sniechowski presionado por Diego Bonda y también  Da Cruz quien rápidamente avanza  al segundo lugar con el 1-2 de “Rosa Competición”. Bonda con un semi trompo deja el primer lugar y pasa Nazareno  Da Cruz a imponerse hasta el final de la competencia. Fue triunfo de Nazareno Da Cruz segundo Diego Bonda y tercero  Marcelo Smichowski que realizó un buena competencia completando el podio.

Lamentablemente Raúl Huta no pudo terminar la carrera, dejando sumar esos primeros puntos a Da Cruz y Bonda. El público quedó con ganas de ver esa linda lucha que se iba a dar luego.

En esta primera carrera, Germán Galeano protagonizó un espectacular  vuelco  en el cual no hubo consecuencias  físicas para el piloto y las medidas de seguridad cumplieron su función.

En el TP Clase 2 domingo no quedó atrás con lo suyo, ya que el campeón Luciano Viana planteaba una  lucha cerrada con Aldo Castelli. El piloto de Iguazú mostraba su poderío con su llamativo VW Gol. Al transcurso de las vueltas, se sumó el  Negro Miguez con su Escort que venía como un misil batiando récord en cada parcial.

Miguez con una gran superación sobre Aldo Castelli y se convirtió en el nuevo segundo. Así terminó con el podio de Luciano Viana ganando la carrera segundo Miguez y Tercero Castelli.

Ya en esta, Viana descontó buenos puntos a Urrutia por el campeonato. Ya que Urrutia debió abandonar.

La Clase 1 que sigue sorprendiendo con su parque mostró a un Adrián Urquía al frente y una lucha cerrada con Deivid Skowron y así viéndose pilotos que iban a todo o nada en cada puesto. También trataba de hacer su carrera pensando en el campeonato superándose, Jorge Kleibert. Por su parte, complicado el líder del campeonato Bustos que terminó abandonando, lo mismo para Adrián López que es otro gran protagonista.

En pista, terminó  Urquia  adelante pero no pasó la revisación técnica  “por compresión de motor” en el TP Clase 1. Deivid Skowron festejó segundo Jorge Kleibert y tercero Santiago Mantilla.

La primera parte del gran domingo culminó con el TC4000 Misionero,  el público con sus banderas de todas las marcas esperaban con sus pilotos favoritos. La categoría en sus primeros giros era para Marcelo Kuchaski que comenzaba hacer su diferencia en busca de sus puntos deseados de empezar a descontar por el campeonato pero a medida que pasaron las vueltas, con un problema mecánico Kuchaski se fue quedando con su Chevrolet 400 y otro golpe de escena se daba con el “Indio” Mantilla que quedaba al margen de la competencia por rotura de frenos

Con muchos cambios, Carlos Cabral apareció con toda sus inmensidad con su Chevrolet en un trazado que le cae bien demostrando un gran auto y avanzando hasta la punta. Otro de Chevrolet, Jorge Baez hizo lo propio y Javier Kupski con el Ford Fairlane jugándose todo en sus necesidad de puntear. El podio de esa primera, Cabral, Baez y Kupski.

El show de las segundas carreras

La Copa Fiat en sus primeras vueltas con una lucha pareja entre quienes son los mayores protagonistas del campeonato, ahí el poleman Nazareno Da Cruz era prolijo en su andar pero no se descuidó porque tanto Bonda y Huta hacía lo suyo para seguirle el ritmo.

Triunfo de Nazareno Da Cruz en una carrera luchada en Copa Fiat segundo Bonda y tercero Raúl Huta.

El TP Clase 2 con Carlos Miguez con su histórico Ford Escort dando cátedra junto a quienes luchan por el campeonato daban una espectacular carrera. Por el segundo lugar, Urrutia y Viana haciendo un show en cada sector para hacer delirar el público inclusive utilizando en un trazado que se presta para las maniobras. Viana iba a poder superar a Urrutia en la recta opuesta y luego también consiguiendo hacerlo sobre Miguez para comandar las acciones hasta el banderazo a cuadro.

La categoría mostró indicios de resurgimiento (así como las demás) y en esta la presencia de tres pilotos de Paraguay, Javier Detiene, Luis Sarquis y el debut de Carlos Colman.

En el TP Clase 1, el poleman del sábado, Adrián López cambio motor y debió partir desde los últimos lugares. Ahí la carrera fue de a poco para quien se había visto que estaba con todas las luces y era Deivid Skowron, el joven de la zona centro con su Fiat Uno logró su segundo triunfo.  Mientras que Santiago Mantilla fue segundo y Facundo Bustos con mucho esfuerzo pudo lograr un nuevo podio, un gustito a revancha ya que no había sumado en la primera carrera.

El domingo, se cerró con el TC4000 Misionero, la batalla de una carrera inmensa y brillante para su espectáculo hacia los espectadores viéndose maniobras en todos los puestos.

El líder del campeonato, Carlos Mantilla pudo terminar su auto luego de inconvenientes mecánicos y partir desde en esta segunda final. Pero “herido” el Indio con series de toques apenas iniciado se iba a retrasar, detrás, Marcelo Kuchaski trataba de avanzar desde el fondo (tras largar en los últimos lugares por cambio de caja). Mientras el liderazgo quedaba para Alfredo Wiebel pero Cristian Grygorszyn  dio su potencial y pudo llegar ese primer lugar que no lo iba a soltar hasta el final. Pero en el medio de la carrera, Mantilla (líder del campeonato ) y Kuchaski (segundo del campeonato) se iba a encontrar, todas las miradas hacia ellos porque siempre prometen que siempre habrá maniobras importantes. Así lo fue porque entrando a la recta principal, Marcelo Kuchaski y Carlos Mantilla se ponen a la par, lo cual termina en una serie de toques pero como buenos batalladores siguieron, a pesar de sus dificultades en sus Chevrolet 400.

Fuera de toda discusión, Cristian Grygorszyn (Chevrolet 400) sacó diferencia y terminó ganando. Segundo en otro gran resultado para él, Carlos Cabral (Chevrolet) sumando sus buenos puntos y tercero Jorge Baez (Chevrolet).

Luego de finalizada la competencia, los comisarios deportivos de la Federación Misionera de Automovilismo Deportivo evaluaron las diferentes maniobras y decidieron analizarlos con más profundidad durante la semana y luego confirmar la clasificación de esta segunda carrera del TC4000 Misionero quedando “en suspenso por deportiva”. Las autoridades inclusive enviarán un informe con material de la carrera a la entidad máxima del automovilismo, la CDA del Automóvil Club Argentino para tener sus pertinentes conceptos hacías las distintas maniobras que se presentaron.

La próxima fecha  y última del Campeonato Misionero de Automovilismo Deportivo será en el Autódromo Ciudad de Oberá, el 10 y 11 de noviembre

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>