El niño que se convertirá en Iron Man

Los niños tiene super héroes, sueñan con convertirse en ellos, pero en este caso un niño que no tenía un brazo, de un dia para otro se convertirá en Iron man. Y no es un cuento de ficción. Su sueño será posible a través de unos diseñadores industriales, egresados de la Facultad de Diseño industrial que en conjunto a la Fundación Atomic Lab, lo llevan adelante.

El equipo de jóvenes, integrados por Gisel Kleiven, Facundo Argañaraz y Mario Villalba, tomó el desafío y lo concretó. Ya hicieron las pruebas y ahora faltan ciertos ajustes para que el niño, de 9 años de la localidad de Posadas, pueda utilizarlo. Se trata de un brazo robótico que eligió el pequeño para suplir el muñon con que nació y que éstos profesionales convirtieron en real a traves de la tecnología

El taller está en Oberá y Gisel Kleiven nos explicó su funcionamiento, “estamos orgullosos de que en Oberá podamos desarrollar esta tecnología, nos pone muy contentos. Es un brazo impreso en 3 D que la Fundación Atomic Lab, la desarrolló. El mecanismo es que la familia tiene que contactarse via facebook o mail, suben a la página las medidas y la edad del niño, y alguien de cualquier lugar del mundo toma el caso”, mencionó.

“En este caso coincidió que era un chico de Posadas, nos tardó 40 hs la impresión en diferentes piezas y luego se formó el brazo, aun tenemos que hacerle unos ajustes pero ya en breve la estará usando”, explicó la joven.

prueba de brazo

Los jóvenes egresados recientes apostaron en este caso a la solidaridad. “Nos hace muy bien, ver que podemos resolver su problema, él tiene 9 años, con cierto movimiento del brazo en un muñon, con el que nació, lo que le permite adosar el brazo con mayor facilidad. A nosotros la Fundación nos dá la escala para la edad de la persona. No nos hacemos cargo solos de esto, sino que la fundacion nos sostiene. El niño tiene la posibilidad de elegir el color de su mano y cómo quiere sea, en este caso eligió un brazo de Iron man, que es su héroe”, apuntó.

Más adelante aclaró en la charla con Meridiano55.com que “nosotros no cobramos nada, ni la familia paga nada, la Fundacion se hace cargo de esto, nuestro trabajo es solidario como profesionales insertos en él Diseño industrial”, agregó

También explicó que su laboratorio hace de todo. “Tenemos muchos pedidos por ejemplo de repuestos, de una batidora, de una radio, repuestos que no se consiguen y la hacemos aqui en la impresora 3d, imprime plástico, es un laboratorio de diseño y prototipado, con respaldo de tecnología en máquinas incluso para cortar madera, son 4 máquinas hacemos muebles, trabajos en vinilo.”

El Laboratorio se llama Tacuru Lab y se ubica en calle tacurú 17, un lugar que seguramente quedará marcado en la vida de este niños de 9 años, que vendrá a visitarlos probablemente en pocos días más para salir de allí ya convertido en Iron Man.

 

No Comments Yet

Comments are closed