Por el COVID 19, un 25% del personal en instituciones está de licencia, al ser personal de riesgo

26 de julio de 2020

La pandemia tiene muchas aristas. El «quedarse en casa» implica no ir a trabajar y eso resulta imposible para mucha gente. Sin embargo, aquellos ciudadanos en riesgo, mayores de 60 lo deben hacer y es asi que muchas instituciones debieron apelar a rotar gente y horarios o incluso tomar personal de otros sectores para suplir esos lugares vacíos.

De las instituciones oficiales, quienes normalmente tienen mucha mano de obra, el Hospital Samic y la Municipalidad son quienes más personal de licencia o de «cuarentena» tienen, entre un 20 y un 30% de su planta.

La Municipalidad de Oberá, registra en Obras Públicas el mayor faltante de personal con un 62% de los planes de emergencia ausente, en secretaria de coordinación y Desarrollo Humano entre un 36 y un 35% está de «cuarentena», éstas áreas incluyen varias direcciones. En Secretaría de Finanzas un 24% y en Intendencia un 19%, según testeo efectuado con el área de Personal.De 835 empleados , 242 están de licencia.

Esta situación obligó a replantear los trabajos y horarios para seguir  prestando servicios a la comunidad. Al igual que en el Hopsital Samic, aunque aquí las profesiones y lugares son concretos. «Tenemos 72 personas de licencia, de las cuales 33 son enfermeras/os, los demás se dividen entre médicos, choferes y mucamas», dijo Héctor González, Director del Samic.

Sostuvo que » no podemos reemplazar un médico con enfermeros o viceversa, pero si, en un principio de la cuarentena rotamos, ya que los Caps no estaban atendiendo, por lo que venáin a prestar servicios solo en el Samic. Igualmente, el personal que está en atencion COVID es específica no puede ir a otro sector, pero nos arreglamos. Ahora que se volvió a la atención de pacientes, incluso aumentó la demanda, cada médico atiende unos 10 pacientes por día, para no saturar y que no haya aglomeración de gente, pero igualmente, en guardias hay mucho trabajo sobretodo con accidentes nuevamente», señaló.

González dijo que «tratamos de con la voluntad de todos, avanzar igualmente, la gente vuelve a hacerse controles y ajuste de medicación, lo ideal es que pida turno pero la gente que viene de la zona rural tambien tiene un espacio, se ven los casos que asi lo ameritan para que no haya aglomeramiento», dijo.

En la Cooperativa Eléctrica Ltda de Oberá, según el Gerente de Recursos Humanos, Héctor Berent «hay muy poco personal de licencia, algunos en Agua Potable sobretodo, pero los demás están trabajando con normalidad», dijo. Aclaró que no se obliga a nadie a prestar servicios si tiene una situación de riesgo de salud, pero en general depende de la voluntad del empleado.