Lo que no se dice…

9 de marzo de 2019

Cada 4 años reaparecen los equipos con una perdurable esperanza de lograr el objetivo mayor. También se repiten las esperanzas de la gente de a pie que vemos como esos ungidos tendrán en sus habilidades la posibilidad de brindarnos felicidad plena, o al menos eso les pedimos.

Ocurre que a medida en que van pasando los años, la mayoría de los que ya vivimos algunas de estas competencias, nos damos cuenta de que no siempre podemos esperar que nuestra felicidad provenga de terceros que muchas veces son convocados de urgencia para conformar un equipo que no necesariamente nos representa. Es así que vemos a muchos desilusionarse al no ser citados, algunos que por distintos motivos a último momento se quedan sin participar y otros que sin haber hecho algo merecedor son convocados para ponerse la camiseta del pueblo y representarnos (no estamos hablando de los mundiales de fútbol, por si hace falta aclararlo).

Pasó en los barrios de Oberá donde este finde largo los vecinos se sorprendieron con la visita de la gente de Cambiemos que organizó mateadas con Humberto Schiavoni y Roberto Rocholl, aunque no creemos que las visitas sean a vecinos elegidos por azar -algo que tampoco está mal-, pero se percibe como si todo fuera artificial

Para que no crean que siempre vemos solo de un lado, no fueron pocos los que entendieron como algo espontáneo la visita de los Diputados Provinciales del partido gobernante al sector maternidad del hospital en estos días. Lo mismo ocurrió con la idea de la Ministra de Educación Ivonne Aquino de salir a pintar sillas y bancos de las Escuelas esta semana corta. Si bien no dudamos que haya siempre funcionarios que actúan de buena fe, muchos creen que estas acciones se ven como algo forzadas por los tiempos electorales…

Otra cuestión y en este caso dolorosa, inadmisible e irracional, es que luego de tantas campañas en favor de la no violencia hacia los niños, de fomentar los derechos de niños, niñas y adolescentes, ocurra que, instituciones oficiales y hasta judiciales se laven las manos ante el sufrimiento de una menor de 14 años, cobijada por una familia vecina a quienes le dieron la custodia de la misma -sin pedirla-. El estado se desentiende una vez más. Incluso el Juez, que no generó aún, un expediente judicial del hecho. Pareciera más fácil acomodar a los menores con problemas en casas de familias contenedoras y rápidamente deshacerse del problema…

Transmutemos de tema (si decimos cambiemos se puede entender otra cosa), este jueves se inauguró una residencia para estudiantes en Oberá con presencia del Ministro Lisandro Benmaor y el Intendente Carlos Fernández. Lo que llamó la atención fue la escasa, por no decir nula, cobertura periodística local. Ocurre que nunca se informó a los medios obereños de la realización este evento, lo que generó más de una bronca entre los periodistas de Oberá que siempre están contestesa dar a conocer lo que se hace por la ciudad.

Es posible que los funcionarios, no perciban la necesidad real de un mayor acercamiento a los vecinos que día a día la luchan, en medio de una campaña en la que la prosperidad no aparece ni en las promesas. Quizás pensando en todo esto, es que encontramos cada vez más gente que no puede entender cómo es que ahora afloran en los barrios alejados, los dirigentes a los que durante todo su mandato no los vieron más que en la tele y por un nuevo período seguimos cual GPS averiado, recalculando…

Así vamos…..recalculando

 

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com