El acto central por el 9 de Julio y los 90 años de Oberá se realizó en la Catedral

Se llevó a cabo esta mañana el acto central de la Provincia por el 9 de Julio y por los 90 años de Oberá. Debido a las inclemencias del tiempo el acto se desarrolló en una Iglesia Catedral abarrotada de vecinos, alumnos de las distintas instituciones educativas, representantes de las colectividades, junto a funcionarios locales y provinciales.

En primer turno se realizó una invocación religiosa a cargo de la pastora de la Iglesia Luterana Unida, Eva Ross y el sacerdote católico Ariel Manavella. A continuación, se llevó a cabo la lectura de una poesía Histórica a cargo de Iris Yanet Franco, quien recitó la misma poesía que su bisabuela Iris Josefina Pirelli de Linell recitara el día del acto fundacional de nuestra ciudad.

El Intendente, Carlos Fernández señaló “recordamos hoy a hombres y mujeres que han luchado contra la adversidad y contra aquellos que se oponen a nuestra independencia. Hoy somos todos juntos responsables de recordar y sostener ese compromiso con la ciudad, con la patria y con nosotros mismos. Porque los pueblos que no conocen la historia están destinados, tal vez, a repetir los mismos errores”.

Además, el Intendente dijo, “entre todos tenemos mucho por hacer, debemos seguir trabajando día a día para sortear los desafíos importantes y cotidianos. Principalmente profundizar transformaciones que nos permitan garantizar el futuro de nuestros hijos y nietos”. En otro punto de su discurso Fernández aprovechó para contar que gracias al esfuerzo ciudadano y a una administración responsable se canceló toda la deuda municipal y las cuentas están al día.

Por su parte el Gobernador de la Provincia, Hugo Passalacqua señaló que en tributo y en homenaje a nuestros antecesores probablemente las palabras que se puedan decir son pocas, “lo que podemos hacer, es seguir estando los Misioneros decididos a tener las riendas de nuestro futuro en nuestras propias manos, como hicieron ellos y cómo hacemos nosotros todos los días, trabajando, empeñados, siendo solidarios”.

El Gobernador recordó sus días de infancia y escuela y destacó especialmente la presencia de banderas de todas las naciones que poblaron Oberá, porque sintetizan “lo que somos”. Trazó un paralelismo entre el acto fundacional de la Patria en 1816 y la jura de la Constitución en 1853, principalmente con el texto constitucional que alude a la apertura de las fronteras “a todos los hombres de buena voluntad que quieran habitar el suelo argentino” y la realidad obereña, tierra de confluencia de grandes masas de inmigrantes que otorgan a la región el colorido típico que se corona en la Fiesta que los distingue.

“Ahí aparece el puente con nuestra inmigración, con estas banderas que están hoy acá, una decisión política de Estado, de argentinidad; criollos y pueblos originarios abrieron los brazos a todos los hombres de buena voluntad. Y así ocurrió, Argentina abrió sus brazos, su pecho, su corazón… los recibió, NOS recibió a quienes venimos hoy a honrar, venimos a decir gracias a nuestros ancestros, a nuestros abuelos, bisabuelos, que tuvieron la decisión de buscar un nuevo rumbo”, dijo el Gobernador en parte de su alocución. Después hizo un repaso del relato fundacional de su ciudad de origen e invitó a todos a luchar para ser felices, juntos y trabajando día a día.

Luego del acto la Banda de Música de la Policía de Misiones, resistiendo a la continua llovizna, se trasladó hacia el Centro Cívico donde tocaron para el público que aún se encontraba presente en el lugar.

No Comments Yet

Comments are closed