La Cripco quiere una nueva medición del alumbrado público, de forma redistributiva

En reunión de la Cámara de Comercio de Oberá y el Concejo Deliberante se trató la aplicación de impuestos en la factura de energía eléctrica y la posibilidad de un cambio en la medición del alumbrado público, por medidores y no por metros lineales como ahora se aplica.

“Anteriormente, en reunión con los directivos de la Cooperativa Eléctrica Ltda de Oberá (Celo) decíamos a la Celo que no podían cobrar un impuesto sobre otro impuesto, como tiene hoy por hoy la boleta de luz,  rentas y sobre eso IVA, por ejemplo, o IVA sobre valor neto, que la Celo se comprometió a estudiar y reveer. Paralelamente, tuvimos una reunión ahora con los ediles, porque hay una ordenanza del año 1999, que cobra el alumbrado público, pero solamente a los dueños de edificios o terrenos y por metro lineal”, explicó Fabián Yamasmeie, Presidente de la Cripco.

Añadió que “Hoy Oberá crece para arriba y los inquilinos por más que tengan su medidor no pagan alumbrado público. Entonces, lo que pedimos es que se modifique esta cuestión, que se redistribuya el monto y que todos paguen, tal vez por zonas, pero también por medidor y no por metros cuadrados”, acotó.

Dijo que “la Celo cobra para entregar el dinero al municipio, y es el Concejo el que regula eso, de ahí nuestra reunión, para que baje el monto de la boleta. Hay terrenos que tienen 40 departamentos y sólo paga el dueño del edificio”, apuntó.

Consultado al respecto, el edil Alejandro Etcheberger sostuvo que “fue una reunión muy buena, nos han pedido revisar esa ordenanza o convenio Celo-municipio; y nos comprometimos a eso. Encontramos otras cosas, hay muchos barrios sin alumbrado público y ni siquiera se sabe cuánto se recauda de eso, que pediremos a la Municipalidad. El pedido de la Cripco es lógico y se habla de redistribución para alivianar los costos, por lo que nos parece lógica la inquietud”, manifestó