La crisis afecta directamente a los estudiantes universitarios becados

A las finanzas familiares se le suma un contratiempo más en esta época difícil para la economía nacional. En muchos casos, el presupuesto familiar no alcanza para pagar alquiler y gastos que demandan mantener un estudiante universitario fuera de casa. Además, a esta problemática se le suma que la cantidad de becas disponibles no cubre la demanda, que por otro lado tiene requisitos que para muchos no es posible cumplir.

En la Facultad de Ingeniería de Oberá, la situación no es indiferente a esta realidad. Daniel Valdez, Secretario de Asuntos Estudiantiles señaló en una entrevista de El Aire de Integración que conocen casos de estudiantes a los que no se pudieron resolver la situación particular y que debieron regresar a sus casas.

En Oberá hay aproximadamente 60 becados de albergue y cuando se termine el nuevo albergue llegarán a 80. En el comedor están cerca de los 300 alumnos becados, es un comedor regional al que aproximadamente por día están yendo cerca de 700 chicos a almorzar. Valdez consideró que con un número cercano a los 1000 alumnos activos en la Facultad de Ingeniería, 60 es un número bastante chico, “lo estamos notando por el hecho concreto de que hay alumnos que en otro momento no solicitaban becas y en este momento va subiendo la demanda. Hay una cuestión que tiene que ver con el déficit habitacional con que se disparen los precios de los alquileres que es una cuestión lógica y también notamos porque venimos trabajando hace tiempo con lo que son las becas nacionales. Este año teníamos una expectativa de cómo iba a funcionar el nuevo progresar y la verdad que el resultado no fue el mejor. El sistema carece de sensibilidad hacia los estudiantes ya que no considera la totalidad del grupo familiar, no considera los gastos que tenga ese grupo familiar, porque tenemos que pensar que cada realidad es diferente”.

Valdez consideró que hace dos años el monto de la beca para un alumno de 5to año era de $4000 y ahora es de $4900, “entonces con la disparidad que hay entre los aumentos de los alquileres y gastos, queda chico el monto. Por lo que esos alumnos que antes optaban por alquilar hoy se rebuscan conviviendo con otros alumnos también o acercándose a la secretaria y planteando la necesidad de tener un albergue”.

El Secretario de Asuntos Estudiantiles opinó que el sector de la clase media es el que más se está resintiendo en este momento, “por ahí la expectativa del grupo familiar era poder pagar el alquiler, poder darle los recursos como para que no necesite una beca y hoy por hoy la gente que viene por información para inscribirse, lo primero que nos pregunta es si existe un sistema de becas porque es la única forma en que pueda sostenerse en la Facultad”.

No Comments Yet

Comments are closed