La demanda de ayuda social crece cada día más

La necesidad de muchas familias humildes ha crecido, la demanda social es cada vez mayor. Desde Cáritas Oberá se trabaja y mucho, pero no dan abasto para cubrir todos los pedidos que tienen, sobretodo de alimentos. Se atiende a mas de 2 mil chicos y 600 familias, pero no alcanza.

“Creció mucho la demanda de ayuda social, estamos asistiendo a las familias con lo que podemos, mercadería, ropa, pañales, medicamentos, pero últimamente en este último mes, se incrementó muchísimo mas los pedidos, sobretodo alimentos y pañales”, expresó Zulma Quintana, Directora de Cáritas Oberá.

Dijo que “así como está todo, creeria que se incrementará más aun, anteriormente atendiamos a 2 o 3 flias por dia, pero ahora todo el tiempo llegan, tenemos muchas flias a quienes asistimos y hacemos seguimiento hace mucho, pero ahora existe un gran número de flias que piden ayuda. y no tenemos más que darles, lo que nos genera impotencia”, sostuvo.

Explicó que en estos momentos, alimentos y pañales “es lo que todos los dias nos piden, hacemos eventos juntamos algún dinero pero no alacanza. Tenemos 13 centros de merienda en toda la diocesis, unos 2 mil chicos atendemos y podríamos tener más personas en ellos pero no podemos alcanzar mayor cupo porque nuestro presupuesto es acotado. Si el Ministerio de Desarrollo social de la Nación, no nos envía los fondos no podemos seguir con ellos, es bastante acuciante la situación. Ellos nos depositan el dinero y compramos los insumos y si bien desde julio pedimos una ampliación de mercaderías no obtuvimos respuestas. Contabilizamos unas 600 personas con alto grado de vulnerabilidad que atendemos y si pudieramos abarcar más, deberíamos triplicar esta cantidad”, relató a manera de ejemplo cuantitativo de esta demanda.

“Hay mucha gente que no tiene documentación y es muy engorroso acceder a la misma cuando la persona es mayor, hace 4 años estamos con una persona indocumentada, enferma mental, que por suerte tiene contención familiar, pero no puede acceder a nada más por falta de DNI”, comentó al Aire de Integración.

La voluntaria dijo que “estoy en Cáritas diocesana desde que empezó a trabajar y si bien no llegamos a lo que fue el 2001, está complicada la situación social, hay mucha necesidad. Había mejorado mucho, cuando salió la AUH, pero ahora evidentemente no está alcanzando esta ayuda”, puntualizó.

 

In the news