La gastronomía en la Fiesta del Inmigrante también tiene historia

9 de octubre de 2021

La Fiesta Nacional del Inmigrante-que se extiende hasta este domingo 10- no sólo reúne homenaje a inmigrantes, música, bailes y bellas soberanas de las colectividades, sino también gastronomía y bebidas con historias. Te contamos algunas:

Del tiempo de los samuráis

En la Colectividad japonesa, su menú exhibe entre otras propuestas, el Onigiri. Te contamos qué es.

Bocado exquisito que reúne entre sus ingredientes una conjunción única de historia con tradición que ya era usada en el Japón milenario, para viajar de un lugar a otro y conservar el alimento. Está conformado por una bola de arroz que en su interior encierra una cereza salada, conocida como omeboshi, conteniendo vinagre, azúcar y sal con el objetivo de lograr un conservante natural que permita que perdure durante la travesía. Su presencia en la cultura japonesa es muy fuerte ya que es un alimento del cual se tienen registros desde épocas ancestrales, es más, se tiene conocimiento de su uso por parte de los Samuráis, cuyos datos en el país Nipón datan del Siglo XII de nuestra era y cuentan que ya se preparaban los onigiris, porque ellos acostumbraban a realizar viajes, recorriendo largas distancias por extensos periodos por la tarea de protección que desempeñaban.

Este alimento está compuesto por una porción de arroz con distintos rellenos, aunque lo mas tradicional es una cereza aderezada, que da forma a una comida salada, el onigiri no es una comida agridulce. En la Colectividad Japonesa no se sirve el plato de esa manera porque sería muy agrio, ya que esa preparación obedecía a un requerimiento tendiente a la conservación del producto. En el antiguo Japón se lo transportaba envuelto en hojas de parra y luego entre pañuelos, aclarando que esta cultura cuenta con una filosofía en la manera de envolver con pañuelos distintos objetos como botellas, regalos y alimentos con extremo cuidado y respeto.

Como variantes, se puede encontrar esta riquísima bolita de arroz con su omeboshi y una tirita de algas, también se sirve con atún, mayonesa y wasabi, que es una especie picante y tiene mucho éxito entre los visitantes del Parque de las Naciones, al igual que el relleno hecho con carne molida de cerdo y pasta de soja, que a su vez es un alimento tradicional de una zona del país de oriente, llamada Okinawa.

La historia se conjuga con el sabor, noche a noche en el marco de una gran fiesta.

Frutas y delicias en un trago del país vecino

En el menú de bebidas de la Colectividad Paraguaya, encontramos el Hetereí. Este trago es el fruto de la creatividad sumada a la tradición paraguaya más típica, que sabe de la producción de cañas con muy altos estándares de calidad y a la vez, los combina con frutas naturales de la región. En un principio se traían esas cañas legítimas directamente del país vecino, aunque luego, con el tiempo, distintas realidades obligaron al uso de sustitutos, no menos atractivos. Así surgió una variante local, llamado Heterei, que en castellano significa “muy sabroso” y que hace honor a su nombre.

Este trago se ofrece en la Colectividad Paraguaya, imponiéndose como uno de los preferidos entre el público asistente. Se prepara a la vista de todos con una importante base de frutas como bananas, duraznos, ananás y manzanas a las que se le agrega hielo, un poco de gaseosa, una mezcla de licores, vodka y piña colada.

Además de esta delicia, existe una variedad sin alcohol que contiene prácticamente los mismos ingredientes salvo las bebidas espirituosas y es muy recomendable para los menores o para aquellas personas que no desean consumir alcohol. La conocida hospitalidad de la cultura paraguaya también se hace presente en un colorido y exquisito trago, al alcance de todos

Hot Videos
In the news
Cargar Más
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com