Los feriantes ofrecen sus productos en esta Semana Santa

Este sábado los feriantes volverán a ofrecer sus productos frescos en las ferias francas de Oberá, lo harán en los horarios habituales. Las ferias francas siempre son una opción con mucha y variada oferta para elegir, aunque para conseguir alguno de estos productos, hay que llegar temprano ya que los feriantes están en sus puestos de venta antes de las 6 de la mañana atendiendo a sus clientes.

Allí se consigue choclo recién cosechados para la preparación del pastel o la sopa paraguaya que es tradicional para estas fechas, el precio ronda $35 la docena.

Se puede encontrar huevos de pascua, hechos con cáscaras pintadas artesanalmente con la más variada gama de colores y muy bien presentados cada media docena a $40.

La variedad de productos que ofrecen es amplia, mandioca, zapallos, paltas, morrones, limones, batatas, bananas a $15 el kg o grosellas que se ofrecen a $60 el kg y tiene buena aceptación para la preparación de mermeladas, jugos, inclusive en algunos casos para la utilización en empanadas o para la preparación del licor de grosella, también conocido como perestroika.

La feria franca es otra opción para comprar carnes, ya que se ofrece pescado, cerdo, pollos o también embutidos hechos artesanalmente. Entre los productos que más se venden todo el año están los panificados caseros, allí se puede conseguir desde pan casero hasta prepizzas.

La miel de abejas pura se ofrece a $70 el frasco de medio kilo. La botella con un kilo y medio de miel a un costo de $160. La variedad de productos que se consiguen en las ferias francas es amplia y se pueden ver en un mismo puesto, huevos de codornices frescos o preparados para consumir, mermeladas caseras de grosellas, mamón en almíbar o escabeche de conejo.

Desde la feria se refirieron a la complicación para mantener la oferta, ya que con unos días de sequía los productos de huerta son los que más lo sienten, lo mismo ocurrirá con la llegada de los primeros fríos, “es una lucha permanente, dicen que este año hará mucho frío eso es malo para nuestra producción”, indicó uno de los productores.

Entre los productos con mayor demanda en estas fechas, están los lácteos, queso, ricota y leche. Esta semana los feriantes se reunieron con la Municipalidad a los efectos de interiorizarse sobre los cuidados y procesos que deben tener estos productos.

La reunión se realizó a pedido de integrantes de la feria franca de Oberá, para manifestar la disminución que registran en la venta de leche desde que se implementa el proceso de pasteurización a todos los productos lácteos comercializados en la feria. Desde el ejecutivo municipal se accedió a tratar la problemática en la búsqueda del beneficio de los productores cuidando la salud del consumidor.

La leche cruda es percibida por los consumidores como un producto natural, fresco y sano, por no tener ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, el proceso de pasteurización es una etapa clave para la obtención de productos libres de microorganismos patógenos, por lo que los beneficios de este tratamiento térmico conllevan numerosos beneficios para la salud del consumidor sin alterar la calidad nutritiva del producto original.

Desde el departamento de Seguridad Alimentaria se pretende que la comunidad comprenda la necesidad de aplicar un tratamiento térmico a la leche antes de ser consumida. Dicho procedimiento es realizado por los propios feriantes implicando un procedimiento manual y casero, lo que mejora notablemente la calidad del producto sin alterar las características habituales de los productos ofrecidos por los feriantes.

No Comments Yet

Comments are closed