Patricia Nittmann con más dudas que certezas

La electa Defensora del Pueblo de Oberá, no tiene definida fecha de asunción, tampoco lugar de funcionamiento de la nueva institución. En diálogo con el Aire de Integración afirmó que “la ordenanza establece el mes de abril, pero no fija fecha, así que no tengo ninguna novedad del Concejo Deliberante. En cuanto al espacio físico en principio sería el ex Juzgado ubicado sobre Avenida Sarmiento, según había hablado con el ejecutivo, estoy a la espera que me confirmen. Habrá que acondicionar todo. La semana próxima voy a llamar el intendente ya que es el ejecutivo el que debe proveer de la oficina para que funcione la defensoría” manifestó.

Por otro lado Nittmann recordó que además de su función y la del Adjunto, en caso de vacancia, dispondrá de un Secretario Técnico, un Asesor Legal y un personal de ordenanza. “Está en nuestros planes solicitar de Mediadores que trabajan en la Municipalidad, sería importante contar con ellos y algún Asistente Social. Si bien el Defensor puede elegir su personal de confianza, no estaría mal contar con personal municipal que se ajuste al perfil del trabajo que quiero, ya que no tenemos presupuesto todavía”.

La Defensora tendrá dedicación de medio tiempo, aunque señaló que seguramente los primeros meses tendrá mayor demanda para organizar la institución. “La espera se hace larga, la gente está ansiosa, recibimos todo el tiempo reclamos, planteos de los vecinos, no solo luz y agua, sino también servicios que corresponden al municipio. También hay ansiedad de mi parte, pero todavía no estoy en funciones así que debo tener cautela” aseguró.

No Comments Yet

Comments are closed