Opinión presidente del PJ Misiones, al conmemorarse 6 años del discurso histórico del Papa Francisco en Santa Marta

16 de septiembre de 2019

“El Nuevo Orden Social”, al cumplirse 6 años de aquella misa en Santa Marta dónde el Papa Francisco se refirió a el rol de las autoridades gubernamentales.

Se ha especulado sobre el alumbramiento de un nuevo Pacto, Contrato u Orden Social en la Argentina y sobre las implicancias y alcances de este, pero lo que no se ha discutido, es sobre los problemas centrales que atraviesa la República Argentina, los problemas que llevan a redefinir los pilares morales y éticos necesarios para lograr el desarrollo de nuestra economía, cultura, relaciones sociales y directrices políticas.

En su homilía, el 16 de septiembre de 2013 en Santa Marta, el Papa Francisco se refirió a la autoridad, y para ser más preciso, a la autoridad Gubernamental. “No se puede gobernar sin amor al pueblo y sin humildad. El gobernante, hombre o mujer, que ama a su pueblo es un hombre o una mujer humilde” nos decía e interpelaba a toda la dirigencia política del globo. Y continuaba “Un gobernante que no ama, no puede gobernar: podrá, en todo caso, disciplinar, poner un poco de orden, pero no gobernar” y en ese momento la doctrina social de la iglesia comienza un lento y armonioso sincretismo con la Doctrina Justicialista.

Es la hora de recuperación de todos los valores y es donde todas las fuerzas del país deben hallarse unidas. Estamos en la bifurcación final donde en el actual momento del mundo y de nuestra Patria no podemos limitarnos solamente a cumplir nuestro deber, sino que debemos ser ejemplos de abnegación y sacrificio. El estado no puede ser testigo silenciosos de como la angustia conmueve a los hombres y mujeres de nuestra patria, luego a los hogares y luego a toda la comunidad.

Francisco nos exhorta: “Cada hombre, cada mujer, que debe tomar posesión de un servicio de gobierno, debe hacerse estas dos preguntas: ¿Yo amo a mi pueblo para servirlo mejor? ¿Soy humilde y escucho a los demás, las distintas opiniones, para elegir el mejor camino?” y es ahí donde también debemos reflexionar que como en la vida política y como en la vida misma nuestras instituciones serán mejores o peores según sean los hombres que las integren. Nadie puede decir “Pero yo no tengo nada que ver en esto, ellos gobiernan… No, no, yo soy responsable de su gobierno y debo hacer lo mejor para que gobiernen bien y debo hacer lo mejor participando en política como puedo” fueron textuales palabras del Santo Padre y recordó que la Doctrina Social de la Iglesia dice que la política es una de las formas más altas de la caridad, porque es servir al bien común.

Debe ser la tranquilidad social la base por sobre la cual el gobierno cimienta su política y esta tranquilidad debe ser el objetivo fundamental para evitar un todo cataclismo social. Sobre esto es inútil teorizar; primero debemos atender el problema social y luego atender los siguientes ya que fallar en lo social, representa fallar íntegramente en todos los demás problemas.

Un cambio de orden no significa solamente cambiar un gobierno por otro, sino la transformación integral de la vida ciudadana sobre la base de nuevas estructuras y relaciones que respondan a una nueva concepción de lo público. Para lograr el objetivo ha de comenzarse por el núcleo más pequeño del pueblo, como un pulso vital, lograr que no sea una presión o imposición desde fuera de la sociedad sino un perfecto equilibrio desde el interior.

Cada uno debe dar de sí lo que tenga, y como dijo Cristina los que tienen más tienen mayor responsabilidad. Los que tengan brazos fuertes, su fuerza; los que hayan cultivado su intelecto, su inteligencia; y por supuesto los que hayan acumulado riqueza, su contribución será el tributo para que en nuestra patria no haya nunca tristeza, de miseria y zozobra.

Es por ello que estoy convencido como Presidente del Partido Justicialista, autoridad del Frente de Todos, pero principalmente como ciudadano de que Alberto y Cristina, nuestros Futuros presidente y Vice aman a su pueblo, escuchan y escucharán a todo el pueblo trabajador sufriente, de forma humilde para tomar las mejores decisiones por el bien común. Ellos al igual que nuestros candidatos a Diputados Nacionales del Frente de Todos Misiones, Cristina, Cacho, Cristela y Pichi; ya han demostrado su amor al pueblo y humildad.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com