La historia de Agustin Da Silva, una excepción a la regla

(Por Damián Reinero, Director General de TECHO en Oberá). Conocimos la historia de Agustín Da Silva en el año 2013 cuando desde TECHO construimos una vivienda de emergencia junto a su familia. Agustín, como todos nosotros, no eligió dónde nacer. Desde los 12 años trabajó cosechando yerba, como muchos niños de Misiones con pocas o nulas oportunidades. Creció y sigue creciendo en un asentamiento, el Barrio Caballeriza, uno de los 4329 asentamientos del país.

Agustín tuvo la suerte de que una maestra lo ayudara a dejar la tarefa  y lo incentivó a terminar la escuela. Como organización social trabajamos junto a sus padres en el mejoramiento de su vivienda, ellos respetaron su decisión de enfocarse en el deporte, profesores con mucha vocación lo entrenaron y comercios locales lo “sponsorearon”. Así fue como Agustín pudo consolidarse como uno de los mejores en cross country, pudo dedicarse al deporte que tanto le gusta y en el que tan bueno es, demostrando el gran potencial que el duro trabajo en la tarefa le quitaba. Esto es posible cuando valoramos a las personas por lo que son y, como comunidad, brindamos las oportunidades que todas y todos requieren para desarrollar sus capacidades y sus deseos.

“Tati” Da Silva avanza día a día con mucho esfuerzo, busca mejorar en cada instancia y hoy es un emblema de lucha y superación, teniendo la oportunidad de representarnos en los Juegos Olímpicos, pero lamentablemente la historia de Agustín es la excepción a la norma en los barrios populares de toda América Latina. Los cientos de jóvenes que viven en situación de pobreza no cuentan con las mismas oportunidades que el resto y, generalmente, se ven obligados a abandonar sus metas personales por cubrir las deudas que tenemos como sociedad. Deudas de calles asfaltadas, agua potable, conexión formal de luz, una vivienda adecuada y un trabajo digno, entre muchas otras.

Para conocer mejor la problemática de la pobreza y la desigualdad hay que conocer a las personas que la sufren. Hoy toca conocer a Agustín: él que nos da orgullo, con él que festejamos sus triunfos, él que queremos que represente al país como atleta. Pero allá afuera hay más historias, hay más nombres, hay caras y personas que siguen esperando sus oportunidades y sus derechos.

En los barrios populares de Argentina viven más de 4 millones de personas en situación de pobreza y exclusión, que cada día se organizan, trabajan y luchan para que los reconozcamos como ciudadanos de plenos derechos.

El sueño de Agustín es representar al país. Un país que durante mucho tiempo le dio la espalda. Pero hoy tenemos la oportunidad de actuar distinto con los habitantes de los más de 4300 asentamientos y barrios populares del país, si nos comprometemos a brindar las mismas oportunidades a cada persona. Agustín nos demostró que vale la pena.

Este es el link del video de AJ+ : https://www.youtube.com/watch?v=ZAF2cndfOOg

No Comments Yet

Comments are closed